Capitulo 1

 

Ciudad de Bolonia (Italia)

Domingo – 3 de Julio de 2011 – 21:00h.

Dos días antes.

 

 

La imponente visión de aquellas dos torres pugnando por acariciar el cielo puede que marcase el poderío de la ciudad algunos años atrás, no obstante, Bolonia era mucho más que aquellas dos torres, vestigios de luchas encarnizadas de poder y ostentación de familias enfrentadas. Muchas más cubrían la ciudad, aunque de ellas muy poco ahora se sabía.

Por encima de todo el poder, siempre había sido lo mismo, y la situación hoy no difería demasiado; puede que ya no estuviesen los Asinelli ni los Garisendi levantando imponentes torres para demostrar a la familia rival, o a ellos mismos, no se sabe muy bien el qué.

Hoy en día las torres eran multinacionales, divisas, materias primas, operaciones inmobiliarias… Todo ello camuflado a través de complejas redes de empresas participadas en paraísos fiscales, Fondos de Inversión, Sociedades de Capital Riesgo, y un sinfín de términos pácticamente inteligibles.

Qué más da. Lo cierto es que las torres, o cómo diablos quisieran llamarlas actualmente, no iban a durar eternamente.

Pero ¿quién era él para juzgar todo aquello? Nadie, simplemente cumplía eficazmente su cometido como siempre había hecho; su figura ayudaba a mantener muchas veces aquellos delicados equilibrios de poder.

Mientras se alejaba de la Piazza di Porta Ravegnana dirección Via Francesco Rizzoli, levantó nuevamente la cabeza hacia el cielo para observar una vez más aquella maravillosa estampa; una sutil sonrisa se dejó vislumbrar en su rostro; la torre de los Garisendi, conocida por todos como la Garisenda, no había soportado el paso de los años, y su altura rondaba la mitad de su compañera, puede que esta bonita batalla, que duraba la friolera de novecientos años, de momento la ganasen los Asinelli, de momento…